SOLTAR NO ES DECIR ADIÓS, SINO GRACIAS

Comparte ahora! ... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

C:UsersmskDesktopWeb_Raquellogologo_raquel_definitivo Pres  SOLTAR NO ES DECIR ADIÓS, SINO GRACIAS

LLegó el momento, el momento de soltar, ese momento que tantas veces había temido y que aunque quería pensar que nunca llegaría, algo dentro de mi me decía que haría acto de presencia tarde o temprano. Y así fue como después de demasiado tiempo llegó el momento en el que nada volvería a ser igual.


 ¿A quien o qué te resistes soltar? ¿Te ha llegado el momento?¿A qué tienes miedo?


Y es que, ya después de tanto tiempo me había acostumbrado a aquellas emociones, a aquellas palabras, aquello que supuestamente era amor. Y si era amor, ¿por qué me seguía doliendo?¿por qué estaba tan cansada de las mismas palabras, los mismos juegos, las mismas conductas?¿por qué me desgastaba tanto?¿era eso amor?¿sería así para siempre?……y los días pasaban y con ellos los sueños y la ilusión.


¿A qué te aferras? ¿Qué es lo que te aporta? ¿A qué estás renunciando?


Pero cuando llegó, lo supe, no tuve duda alguna, había llegado el momento. Llegó con sorpresa y con un profundo silencio. Envuelto de paz, comprensión, compasión y madurez. Lejos de ser un momento dramático, como en otras ocasiones había sido habitual en mi, esta vez fue totalmente diferente.


¿Cómo te sientes al soltar?


Fue un momento lleno de AMOR, amor hacia mi misma, hacia aquel SER maravilloso y hacia la vida. Fue un momento de aceptación, en el que comprendí que ya había aprendido todo lo que tenía que aprender, era el momento de soltar llena de gratitud por todas las enseñanzas adquiridas.

Soltando no dije adiós, sino gracias.


¿Y qué pasa cuando sueltas?


Magia, eso es lo que me pasó, eso es lo que sentí, me sentí viviendo en ABUNDANCIA.

Comparte ahora! ... Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Se han cerrado los comentarios